martes, junio 05, 2007

Cuando muere un político

Odio la política ... bueno, quizás odio no sea la palabra correcta, quizás podría decir que me da asco y sería más acertado. En los ratos tontos que puedo estar dándole un vistazo a la TV, leyendo un periódico o viendo las noticias en alguna página web reconozco, muy a mi pesar, que no encuentro diferencias entre la gente que nos gobierna y que supuestamente nos representa y aquellos frikis que iban a la mítica mesa de Crónicas Marcianas a decirse de todo menos guapo.

Montaje de ZP y Rajoy en un escenario del Street Fighter
(Fuente imagen).

Pero bueno, paranoias personales a parte no todo en la política va a ser malo, los chistes generalmente tienen su aquel y si no los personalizas mucho o haces la variaciones oportunas dependiendo de a quien se los cuentes pueden quedar muy resultones.

En Todos mienten menos yo hay uno real como la vida misma bajo el título de: Cuando un político muere.

Guardado en: Opinión.

Etiquetas: , ,

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Enlaces a este post:

Crear un enlace

<< Portada